Menuda Vida de Perros (MVP) dona 634 € para las pruebas de Trufa

Menuda Vida de Perros (MVP) dona 300 € para las pruebas de Trufa y recauda otros 334 € donados por vosotros. Hoy se le transfiere a su casa de acogida que pagó la factura los 634 €

Os recuerdo la Historia de Trufa

Trufa es una perrita cruce de Teckel de 9 kilos a la que le falta un ojo y tiene una quemadura en la espalda extrañamente redonda (vamos, que la naturaleza no suele hacer calvas redondas…no sé si sabes por dónde voy) y extremadamente simpática y sociable que acogimos en Enero del 2012 a través de una chica de Jaén ya que tenía una tos muy fuerte y mucho moco. Estaba haciendo mucho frío, caían heladas y temían por su salud si continuaba en la calle.

Desde el primer día Trufa se ha comportado como una perra tremendamente alegre y sociable. Es amiga de todo el mundo y quiere a todo el mundo. Se lleva bien con perros, gatos…es la perra más sociable que he visto nunca, aunque las marcas de su cuerpo (ojo y quemadura) no indican que le haya sido fácil.

La estuvimos tratando con supervisión veterinaria (antibióticos, corticoides, etc.), le hicimos placas de los pulmones, una biopsia del moco, etc. pero no mejoraba. Decidimos esperar al verano a ver si mejoraba y así su cuerpecito descansaba de tanto medicamento, pero no mejoró mucho. La volvimos a tratar con antibióticos y llegó el invierno otra vez. Tiene moco ya de forma crónica y a veces se atraganta con él.

Tras 10 meses de estar en casa le vino el celo por primera vez (cosa extraña en una perra pequeña ya que suelen ser muy regulares con los celos) y a los 10 días de que le finalizase el celo tuvo 2 ataques de epilepsia. Lo achacamos al celo, ya que hay casos en los que tiene que ver, y a los 2 meses de que pasase el celo la esterilizamos. No volvió a tener ningún ataque más.

Hace unos días cogimos a nuestras perras comiendo hierba en descomposición. Ese mismo día, como Trufa nos sigue a todos los lados al subir la puerta del lavavajillas se dio un pequeño golpe en la punta de la nariz.

A los 2 días comenzó a estar decaída y creímos que del golpe, aunque fuera pequeño, le había hecho alguna herida en la nariz y que le molestaba, así que la llevamos al veterinario y le comentamos lo del golpe. Al momento la veterinaria lo descartó ya que un golpe tan pequeño no debería de dejarla tan decaída. La comenzó a explorar y no veía nada raro, por lo que le hizo una analítica general, prueba de Leishmania y de Filaria. Todas dieron negativas y la analítica reflejó que tiene una salud de hierro.

Le comenté lo de que había cogido a las otras perras comiendo hierba en descomposición y, por si ella hubiera comido también, comenzamos a darle carbón activado para evitar que si fuera intoxicación que ésta fuera a más. A los 30 minutos de darle el 1º comprimido mejoró mucho y creímos encontrar el motivo. Al día siguiente la vete le dio para que evacuara lo mejor posible Primperán y antibiótico…y por la tarde comenzó a vagar por la casa como perdida. Fue muy poco a poco el empeoramiento pero a la mañana siguiente estaba como ida completamente y cuando intentaba cogerla me gruñía. La llevamos a la vete y le puso un enema para que evacuase y le pinchó corticoides…pero en menos de 1 hora casi no se mantenía ni de pie.

La vete nos mandó al hospital veterinario más cercano para que le pusieran suero y le hicieran una eco para ver si tenía algo en el estómago o algún tipo de daño que no se apreciase en la exploración, pero lee examinaron todos los órganos y salieron todas las pruebas bien.

Lleva desde ayer viernes hospitalizada con suero para ayudarla a que si es un tóxico lo filtre. No come ni bebe. Está como drogada. No reconoce a nadie. Sólo camina. Las veterinarias del hospital creen que es algo neurológico ya que físicamente está sana y es la única opción que queda por explorar.

Nos han recomendado un TAC y un LCD (extraer líquido del bulbo raquídeo y analizarlo para ver si tiene bacterias). A partir de estas pruebas, estudiarán qué puede tener y hacerle una cultivo de la bacteria que saliera, en su cas.

Nos recomiendan hacerlo ya que es una perra bastante sana y joven.

El coste de la hospitalización y las pruebas va desde los 500 € a los 700 €, dependiendo de lo que el TAC dictamine.
La clínica veterinaria del pueblo nos ha regalado la prueba de Leishmania y nosotros pagaremos la analítica, la medicación y la prueba de Filaria que se hicieron allí. En estos momentos no podemos cubrir más.

La protectora de Trufa, Ayadena, está con recursos cero, saturada como todas y de deudas hasta arriba, y el invertir este dinero con la cantidad de casos urgentes que tienen les es imposible

Trufa en casa de las nanis

trufa1

Marcar el Enlace permanente.

Deja una respuesta